Buscar este blog

sábado, 7 de abril de 2007

300, Leonidas VS XerXes, yo VS Indeseables. Carta a un indeseable.

Querido Amigo y querida amiga.

El otro día una vez más te vi en el cine. A mi lado. Cerca de mi. Esta vez, coincidiamos en la película 300. Muy buena pelicula por cierto.

Se que ambos no tenemos los mismos gustos, se que simplemente es una coincidencia el que nos encontremos en el cine.

Yo voy al cine para disfrutar más, mucho más de esa película con una fotografia, una banda sonara, unos efectos especiales, que en la tele de mi casa no sería la misma película. Sería peor, mucho peor, por eso, y no de mala gana, pago mi entrada. Una entrada cada vez mas cara, que no justifica para nada el gasto, pero bueno, así lo acepto.

Siempre me he preguntado por qué vas tú al cine. Se que existen muchas razones para ir, pero, por qué te empeñas en no dejarme disfrutar de la pelicula. Por qué sigues insistiendo en hablar durante la misma, de hablar por el movil, de hacer todo tipo de comentarios en voz alta, y más y más y más...

Un buen amigo mío me oye protestar, me oye desear que nunca más nos volvamos a encontrar en el cine, pero el siempre me dice que es una lucha perdida.

Veo que te has apuntado a lo que está de moda. La mala educación, la falta de respeto, la incultura, el ser lerdo y desprecitativo con el otro; el autocontrol para beneficio de todos, la autodisciplina, ya no se llevan, son palabras de viejo, de anciano con canas, de otra época, del siglo pasado.

Además, se que te refugias en el miedo de la gente a protestar, te sientes amparado en tu derecho a ver la pelicula, en que has adquirido tu entrada, y en el mundo en el que vivimos eso te da via libre, porque, dónde pone en la entrada que tienes unos deberes que cumplir, una aptitud que seguir, donde está el manual del bueno espectador. A todo esto te agarras, como un chinche, y eso, chinche es lo que gusta ser. ¿Lo haces por llamar la atención?, ¿venganza?. ¿Tan mala te parece la película, que sólo disfrutas del tiempo que le queda intentando agriar a los demás?.

A veces me pregunto, ¿qué podría decirte para animarte a cambiar?, qué palabras te motivarían a a darte cuenta de que tu aptitud es erronea, que lo que haces es injusto por derecho hacia los otros individuos que te rodean.

Lamento tener que despedirme. Estoy seguro de que nos volveremos a encontrar, y volveremos a disfrutar ambos de la experiencia de esta agradable injusticia que nos rodea hasta en los actos más sencillos, como es ver una película.

Me despido atentamente

Misionero.

2 comentarios:

Julio dijo...

Me ha gustado mucho la narración de tu batalla personal, en pleno siglo XXI, con esos bárbaros contemporaneos que invaden las salas en los pases más inesperados.

En definitiva yo creo que la culpa de que ocurra todo esto viene siendo del PSOE ¡Que sí!, ¡Déjame que me explique!

Allá por junio del año 91 del siglo pasado, cuando gobernaba el PSOE en Canarias, se promulgó la ley de protección de los animales. Ley que incluía la prohibición de espectáculos tales como las peleas de gallos, peleas de perros, corridas de toro, etc. Claro, hoy en día, diezmados estos ámbitos de entretenimiento, aquellos colectivos cuya vocación ociosa hubiera sido claramente la de la tortura y el sufrimiento de animales, se ven desprovistos de una actividad a la altura de su capacidad intelectual y cultural ¿Y adónde van? ¡Pues al cine! ¿Es que hay algún otro lugar de entretenimiento público donde ver de cuando en cuando sangre y vísceras, aunque sean renderizadas? (¿renderi-queeeé?)

Pues eso, lo que yo te digo, que la culpa es una vez más del PSOE.

Eduardo Perezchica dijo...

Hola, saludillos... gracias por enlazarme... aunque ya cambié la url, ahora es:
eperezchica.blogspot.com

Por cierto, cuando yo fui a ver 300 también se dieron cosas indeseables.... pero, seamos sinceros, la película da pié a muchas cosas y, habiendo gente que nada más ocupa un aliciente, se desatan...

En fin, saludos hasta donde quiera que estés.