Buscar este blog

miércoles, 15 de agosto de 2018

Recomendaciones Musicales





Ponte Las pilas

lunes, 13 de agosto de 2018

una frase cada día

A saber lo que será, habrá que esperar, yo voy a acompañarte mientras esperamos....

domingo, 12 de agosto de 2018

Te fuiste un 8 de agosto de 1998

Una buena charla. Siempre he opinado que una charla, sobre todo una buena, es la base para la confianza, para el acercamiento, para la amistad. Aunque suene  a palabrería, no lo es. Ayer he disfrutado de una de estas charlas. Es curioso, porque yo iba a hablar de otra cosa, per no, todo fue de otra manera. Yo iba a hablar de otra persona, iaba a avergigüar una serie de cosas, y aya ves, al final averigüeé otras muy distantas. No lo entiendo, de verdad que no lo entiendo, por qué de repente, bueno, no tan de repente, me pareció una mujer interesante, yo quería hablar de otra, dejé que la conversación empezara por cualquier parte, luego me encargaría de hacer las preguntas claves, pero no fue así. La conversación era interesante, era fluída, no había que encastrar un tema, todo tenía sentido, todo, ¡qué mierdas!, era fácil dejarse llevar, he de admitir que olvidé lo que había motivado la conversción.
Volvía para casa pensando, pensando en qué era lo que había sucedido, qué era lo mejor. Entonces, fue cuando ella se reveló como, bueno no sé que palabras poner, porque su manera de pensar, las cosas que dice, la forma que tiene de ver la vida, los acontecimientos de  su vida, sus metas, sus debilidades, me sonaba familiar, era como si supiera de qué me estaba hablando, porque mi mente también tenía de esos recuerdos. Venía para casa pensando que tal vez, teníamos que explotar esas cosas que teníamos en común....

Una Frase cada día

Ponerte caprichoso y que te rescaten......

miércoles, 8 de agosto de 2018

Una frase cada día...

"Qué terrible es la sabiduría que no aporta beneficios a los sabios, Jonny"

lunes, 6 de agosto de 2018

La culpa es de la curiosidad

Aquí estamos a salto de mata, como quién dice, descubriendo, una vez más, el apasionante mundo de la curiosidad. Quieres saberlo todo. Sin duda. Ver qué puedes hacer, qué pueden hacer los demás.
Quedarte con las dudas, o imaginar lo que podría ser, no es tu estilo. Además, no es una cuestión que puedas decidir. Ese agugero de desconocimiento se abre, y una vez abierto no se cierra hasta que no haya saciado esa curiosidad.

Datos, y más datos. Todos fehacientes, llenos de información, de cuestiones, de dudas, de sensaciones, de realidad, sin ningún tipo de especulación.

Ya sabes. ¿ahora qué? Ya tienes el conocimiento, has comido y bebido hasta hartarte. ¿Qué hacemos ahora?

Como decía aquél...."que mala es la sabiduría que no hace más rico al sabio"