Buscar este blog

lunes, 28 de enero de 2008

Bajón en la bolsa de valores,


Todos estamos al tanto de lo mal que va la economía. La bolsa ha sido, y sigue siendo, noticia.

Hemos visto como el ibex ha bajado un 16%, de los cuáles ha recuperado un 6%. En definitiva, la economía, esa gran desconocida, nos está dando la espalda.

Existen dos valores, que actualmente han tocado fondo. Dos valores en los que invertí parte de mi patrimonio y que en los últimos días han perdido enteros a una velocidad endemoniada.

Hice varios movimientos para amortiguar la caída, pero hiciera lo que hiciera, estos dos valores, no pararon de bajar.

En el primero de ellos, la sorpresa no fue total, ya que me habían advertido los expertos que tenía muchos altibajos en su histórico. Pero esto es la bolsa, y me veía capaz de aceptar ese riesgo. No parece posible, a corto o medio plazo, recuperar la confianza en este grupo empresarial. Recorriendo su pasado, me doy cuenta, de que la inversión ha sido un fracaso. De todas formas, espero, recuperar parte de lo invertido, aunque en este momento, parece mejor idea olvidar hasta el nombre de este holding.

En el segundo de ellos, no hubo sorpresas. Era de estos valores, en los que inviertes como parte del día a día en la bolsa. El holding en cuestión, aparece por pura casualidad delante de tus narices, cuando estás analizando el balance semanal de algún catálogo de pequeñas empresas. Allí, como escondida, ves una que puede ser interesante para realizar pequeñas inversiones. Justas en el tiempo y en cantidad. No inviertes más, porque sabes, que estas pequeñas empresas aparecen y desaparecen sin dejar rastro. A pesar de que no me cogió de sorpresa la desaparición de dicha compañía, me sentó mal no haber tomado decisiones acorde con lo que ya se presuponía, al dirigirla una persona de bajo calado personal. Cuando ves la aptitud de ciertos dirigentes, deberías alejarte de sus empresas,pero en este caso, no es que obviara lo "obvio", pero no quería perder la oportunidad de saber que estuve ahí hasta el final.

Como digo siempre, ante estas situaciones, de inversiones fallidas. Señores, analicen siempre detenidamente la situación de las compañias antes de invertir en ellas.

¿Por qué hablamos de bolsa en mentes ajenas?

Porque como en toda conversación, siempre hay algo de verdad, y algo de ficción.

¿y tú qué opinas?

un saludo desde áfrica

2 comentarios:

Papish dijo...

Algo de realidad y algo de ficción. Es divertido leer y mucho más hacerlo por doble...

Cuando se asume un riesgo como el de invertir en bolsa, hay que tener en cuenta todos los factores, pero para ello hay que ser un verdadero profesional. Y aún así, se cometen errores...

Sin embargo, los fracasos a menudo pueden convertirse en triunfos, y desde luego en este caso, lo más probable es que no cometas de nuevo el mismo error :)

En ocasiones nos empeñamos en ser, como diría mi padre, "abogado de pleitos pobres". Intentando conseguir lo que otros no pueden, pensando que donde otros han fracasado, nosotros triunfaremos.

En el fondo, cuando descubrimos que no será ese el resultado, no queremos parar hasta agotar todas las posibilidades.

Patri dijo...

Es algo que va dentro de cada uno de nosotros. El que es luchador, lucha hasta el último momento, pero a veces, la victoria pasa por saber retirarse a tiempo...

(Perdón por que el escrito esté partido, me he dado cuenta esta mañana de que una parte no se posteó.)